Heraldo Carlos Serrano - Las cosas que me gusta poner en la red

Usuarios
Sitios Amigos

Valid XHTML 1.0 Transitional

¡CSS Válido!

Revelan gran caida de las reservas de gas en Bolivia

Un informe filtrado por la Ryder Scott afirma que Bolivia pasó de tener reservas probadas de 28,7 TCFs el año 2005 a 8,86 TCFs el año 2010. Estas reservas no alcanzarán más que para ocho años de consumo. Lo grave es que el gobierno, sin tener cuantificadas reservas suficientes, firmó en marzo un nuevo contrato para vender gas a la Argentina.

gas boliviano.jpg

A raíz de un informe filtrado por la Ryder Scott, la empresa contratada el año 2009 por el gobierno del MAS para certificar las reservas, Bolivia pasó de tener reservas probadas de 28,7 el año 2005 a 8,86 TCF’s el año 2010.

Pese a la gravedad del tema, el presidente interino de Yacimientos Petro líferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Carlos Villegas, no desmintió inicialmente estas cifras; luego señaló: “Nos han hecho vivir una ficción”, confirmando que conocía el resultado de los estudios de las reservas de gas de 8,86 TCF y los resultados de la DeGolyer del año 2006 que la establecieron en 12.8 TCFs.

Más allá de la indiferencia y de la falta de profundidad de Villegas para analizar las consecuencias negativas para el país de la aritmética petrolera, estas reservas probadas son insuficientes para abastecer los actuales contratos de exportación, iniciar procesos de industrialización y ampliar el consumo en el mercado interno. Se estima que esta cifra no alcanzará más que para ocho años de consumo tanto en el mercado interno como externo al actual ritmo de explotación.

Lo grave del asunto es que sin tener las reservas certificadas suficientes, el gobierno de Evo Morales, con total ausencia de planificación del uso del gas para el desarrollo de Bolivia, amplió el año 2007 y ratificó el 2010, la venta de gas como materia prima para el desarrollo de la Argentina y Chile.

Argentina busca información sobre reservas de gas

El gobierno argentino quiere ir a lo seguro y sobre la base del contrato firmado el año 2007 y reafirmado a través de una adenda en marzo del 2010, pidió estos días a las autoridades bolivianas entregar un informe preciso sobre la cantidad de reservas de gas existentes en Bolivia para tener certeza sobre los envíos del carburante.

Para el gobierno argentino “lo intrigante sería que los contratos de venta de gas a ese país se hayan realizado con ´cifras infladas´ de reservas de gas de estudios realizados por la empresa DeGolyer Macn aughton en 2004 y 2005, cuyos resultados fueron reconocidos por las autoridades de ese entonces”.

La prensa especializada argentina ha hecho sumas y ha establecido que Bolivia no sólo incumpliría los compromisos contraídos sino que se quedaría sin gas en 2020, 6 años antes de cumplir su contrato con este país. En septiembre pasado, el balance final sobre el suministro de ese mes cerró con déficit del 200 mil m3 respecto al mínimo establecido en el contrato renegociado en marzo.

La preocupación de Bueno Aires es que con las actuales reservas certificadas por la Rider Scott de 8.86 TCF es posible que Brasil no sufra las consecuencias, pues termina su contrato en 2017, pero sí Argentina que el 2020 estará a la mitad de realización del convenio.

Sin gas no hay paz.jpg

El incumplimiento del contrato de provisión de gas boliviano a la Argentina podria desembocar en graves conflictos internacionales, ya que este pais se dispone a construir el gasoducto de NEA, con un costo aproximado de 6 mil millones de dolares (24.000 millones de pesos argentinos). La caida de las reservas bolivianas produciria que dicho gasoducto solo se utilizaria unos pocos años, resultando su construccion totalmente antieconómica.

El gas boliviano nunca se terminaria por completo...